Elección del diafragma en nuestras fotografías

Hoy vamos a hablar del uso de los diafragmas en nuestros retratos y de cómo nos pueden ayudar a darle un aspecto mucho más llamativo.

En la siguiente imagen he utilizado un diafragma bastante abierto f/4 porque me interesaba que el fondo quedase lo más difuminado posible. ¿Con qué intención? La mirada de esta niña me parece absolutamente increíble y le he querido dar la mayor fuerza posible, así que, al enfocar al ojo, el fondo de la piedra y la cadena, aunque se aprecian, no nos distraen y la atención se centra en los ojos, consiguiendo que se realce la mirada.

_MG_6900_2

Esta es una técnica que utilizo habitualmente en las tomas de primer plano, con aperturas entre f/2.8 y f/5.6 ya que a menos que esté muy justificado, por norma los retratos de este tipo lo que pretenden es centrarse en la persona y no en el resto de la escena, al menos en mi caso.

En este punto lo que tenemos que tener claro es que a mayor apertura por ejemplo f/2.8 obtendremos mayor desenfoque del fondo que con f/5.6. Para familiarizarte con los diafragmas es cuestión de probar y ver los resultados.

Si alguno de vosotros ha pensado que puede resultar complicado, nada más lejos de la realidad…y menos con las cámaras de ahora! No tenemos porqué trabajar en Modo Manual si no queremos, con tan sólo activar prioridad de apertura en la cámara ya tenéis el control de los diafragmas, eso sí, vigilad con las velocidades si estáis en un sitio oscuro pero esto os lo explicaré en el próximo Un, dos, tres…acción!